Hoy me pasó una de las cosas más increíbles que me han pasado en la vida: la historia casi ridícula de cómo dos de mis libros favoritos volvieron a mí.

Hay dos libros que leí siendo más chica y que me dejaron loca. Uno fue Shangai Baby, de Wei Hui, y otro fue El Amor es una droga dura de Cristina Peri Rossi, que me leí en una noche y que por mucho tiempo fue mi libro favorito de la vida (hasta que leí Extremely Loud and Incredibly Close, de Jonathan Safran Foer). Los dos libros los perdí: los presté, los prestaron, nunca más se supo de ellos. 

Necesitaba volver a tenerlos así que los busqué mucho, y por mucho tiempo. Incluso cuando estuve en Uruguay, y pensando que Peri Rossi es uruguaya, pregunté en todas las librerías, y en todas me dijeron que no, que El amor es una droga dura ya no se editaba más. Busqué en los libros usados. No estaba. Me rendí.

Pero hoy en el persa Bio Bio encontré Shangai Baby en un puestito, la misma edición que leí cuando chica. Me emocioné y lo compré sin pensarlo. Le dije al Cristóbal que ahora sólo me faltaba El amor es una droga dura para tener todos mis libros favoritos de la vida en mi casa, conmigo. 

El Cristóbal siguió por el pasillo, yo me quedé ahí. El vendedor me pidió que le cuidara el puesto un ratito. Le dije que sí y cuando volvió y me agradeció vi que tenía una copia de El amor es una droga dura en la mano. No lo podía creer. Prácticamente se lo arranqué y le pregunté si acaso había escuchado lo que le había dicho a mi novio sobre ese libro. Me dijo que no, que lo tenía en la mano antes de irse. Le expliqué que le acababa de comprar uno de mis libros favoritos de la vida y que ahora justo volvía con otro de mis favoritos en la mano. Le dije, emocionada, que no entendía. Que lo había buscado tanto, y que él ni se imaginaba lo que significaba para mí. Creo que lo asusté un poco. 

Lo compré, y se lo mostré al Cristóbal, quien estaba tan maravillado como yo. Porque le acababa de decir que era el libro que me faltaba, porque estaba conmigo cuando lo busqué por todos lados. Porque de todos los libros posibles, el vendedor volvió con ése. De toda la gente en su puestito, él me pidió a mí que se lo cuidara. Y por eso pude verlo en su mano, quitárselo, comprárselo y tenerlo ahora acá, conmigo, de nuevo.

él preparó nuestros almuerzos para llevar
quedaban 3 salchichas
puso dos en mi pote y una en el suyo
(porque me quiere)
yo corté una de mis salchichas por la mitad
y puse esa mitad más en su pote
(porque lo quiero)

a esta etapa le llamo yo “entrenamiento de responsabilidad”, algo así como un intensivo. un campamento de verano indoors en el que tengo que todos los días limpiarle la arena al gato, barrer un poco, ordenar mi ropa, guardar mi ropa, tratar de no comprar más ropa, tratar de gastar poca plata, tratar de comer menos comida chatarra, pagar lo que debo, entregar lo que me piden.

y al final del campamento me entregan una medallita dorada que dice “adulta”. 

porque cuando eras chica y te imaginabas este momento final/inicial - ya no estudiante ahora trabajadora, ya no una pieza ahora una casa, ya no más con ellos ahora con él- la cosa parecía mucho más, tanto más fácil.

(pero igual se puede barrer bailando)

  • El Nestea de Durazno es la bebida más deliciosa del mundo, hasta caliente es rico.
  • Nunca hay que dejar la BIP! en los bolsillos, porque uno se olvida y se cambia de ropa y después vai a subirte a la micro o al metro y no la tienes, y la frustración es inmensa, y el atraso inminente.
  • El Metro es la manera que tiene el demonio de decirnos que existe.
  • No hay que esperar gentilezas de nadie, así es súper emocionante cuando alguien es gentil.
  • Cristóbal Bley es la mejor persona de la que podría haberme enamorado.
  • Las cosas que más se extrañan de la casa familiar son: la ducha, la cama, la comida.
  • Extrañar a tu hijo que dejaste en otra ciudad es una muy buena razón para llorar, así que si hay que hacerlo, hay que hacerlo: en la micro, en el metro, en la calle, en la oficina, da igual.
  • Prefiero morirme de frío en la calle que morirme de calor en el metro.
  • Me cae bien la gente que baila y canta con audífonos puestos y en público.
  • Uno puede gastarse, fácil, 30 lucas al día en puras tonteras. Transporte, comida, bebida, esas tonteras.
  • Odio estar pendiente de la plata. Odio la plata. Odio que necesitemos plata.
  • Uno se demora más o menos 2 semanas en que la gente de la oficina te empiece a decir por tu sobrenombre.
  • Se puede vivir sin tele (pero las noches sola son más fomes)
  • En La Reina hace más frío que en Santiago centro.
  • Pegar fotos de mi hijo y familia en distintos lados, ayuda.
  • Es bacán cachar que después de miles de peleas y dificultades, se extraña tanto estar con tu mamá, echadas en su cama, viendo La Ley y el Orden.
  • El Castaño es demasiado caro. Pero el Big John es más.
  • Hay mucha más gente de la que pensaba.
  • Pero es bacán cuando uno ve a la misma persona en otro lado, me siento como en Viña cuando eso pasa.
  • Es bacán trabajar.

Películas/Cortos

5) The Adjustment Bureau
4) Life in a Day
3) Jane Eyre
2) Like Crazy
1) 5 centímetros por segundo

Series

5) The Killing
4) 2 broke girls
3) Revenge
2) Game of Thrones
1) Downton Abbey

Canciones

5) Someone like you, Adele
4) Grown Ocean, Fleet Foxes
3) Glass in the park, Alex Turner
2) Blue Cassette, Friendly Fires
1) Rebeldes, Alex Anwandter

Discos

5) 21, Adele
4) Helplessness Blues, Fleet Foxes
3) Pala, Friendly Fires
2) Éxito Mundial, Adrianigual
1) Rebeldes, Alex Anwandter

Libros

5) Memory Motel, María José Viera-Gallo
4) Sputnik, mi amor, Haruki Murakami
3) Nación Prozac, Elizabeth Wurtzel
2) After Dark, Haruki Murakami
1) Principiantes, Raymond Carver

Lo Peor

3) El estrés
2) Cachar que la gente que más quieres es la que más te hace daño
1) Mis mejores amigas yéndose a vivir lejos

Lo Mejor

7) Conocer gente nueva tan bacán, como las Zancadas.
6) Mi cámara nueva, y hacer videos con ella
5) Lollapalooza Chile 2011
4) Trabajar mucho en lo que más me gusta
3) Seguir juntos, enamorados.
2) Leopoldo hablando
1) Titularme, terminar Diseño Gráfico

La del 2010, acá.

  • las cosas que piensas que son las más fáciles terminan siendo las más difíciles, como calzar el tiro y el retiro de una página o dibujar una línea recta
  • si estudiar es caro, estudiar diseño gráfico es más caro todavía. 
  • el mejor lápiz del universo entero, y quizá el único que necesitarás… es un lápiz bic negro de punta fina
  • los colores no son esos poquitos que te enseñan en el colegio, son miles… millones, y tienen nombres muy raros, y son un asunto serio.
  • las cosas no son como las ves en la pantalla
  • trabajar en grupo es realmente lo peor que a alguien puede pasarle (pero se abaratan costos, ahí hay que priorizar: bolsillo v/s salud mental)
  • lo que piensas que te va a tomar 1 hora, en realidad te va a tomar 3
  • para pasar de largo en la noche, es necesario mucha mucha música pop, de la peor.
  • hay que apretar “SAVE” cada cinco minutos, siempre, nunca se sabe cuando el programa te va a fallar
  • uno puede fotocopiar imágenes espejadas (en B/N), y pasarlas a cualquier superficie usando piroxilina, mientras más falte la fotocopia, mejor.
  • hay que andar con una libreta o un cuaderno, siempre.
  • siempre hay que ver lo que estás haciendo en la pantalla al 100%, porque después imprimes a tamaño real y se ve todo mal
  • construir el párrafo perfecto para lectura, es un desafío difícil y hermoso
  • menos es más, SIEMPRE y PUNTO FINAL.
  • la comic sans no es fea, está mal usada.
  • la helvética no es la solución mágica.
  • la tipografía es la representación más perfecta de lo mejor que ha inventado el hombre: el lenguaje.
  • la tipografía más bacán del mundo es DIN
  • los profesores son como clientes, que no te pagan. pero los clientes de verdad huevean el triple.
  • nunca hagas nada gratis
  • todos se dan cuenta si copias
  • no es suficiente tener talento, hay que estudiar, tener referentes, saber de tendencias, conocer el oficio y su historia.
  • el que se esfuerza y se saca la chucha trabajando tiene más posibilidades de tener éxito, que el genio que se cree artista.
  • el diseño está en los detalles
  • algo puede ser bello, pero si no funciona, no sirve de nada.
  • si tienes que explicar tu diseño, no funciona.
  • uno puede ser diseñador gráfico, y no saber dibujar.
  • y así mismo, alguien puede dibujar bacán y no por eso saber diseñar.

cuando tengo hambre, tengo más nostalgia
cuando tengo frío, tengo más nostalgia
cuando tengo sueño, tengo más nostalgia
cuando tengo risa, tengo más nostalgia
cuando tengo pena, tengo mucha mucha más nostalgia
cuando tengo ganas de ir al baño, tengo más nostalgia

en cualquier momento, de cualquier día, mi composición es 70% agua, 29% nostalgia y 1% cualquier otro sentimiento

quedan 19 días para entregar mi título, y rezarle a los dioses del diseño gráfico que me aprueben para poder egresar y ser feliz, y tumblear todo el día si se me da la gana.

por mientras recen ustedes por mí, porque la mayoría del tiempo estoy estresada, corriendo, ocupada, enferma, despeinada, mal vestida, hambreada, sin dormir bien, cansada, y bueno… una lindura de persona como podrán imaginarse.

prendan una velita por mí cabros, tírenle una moneda a alguna fuente, cuando jueguen a separar los huesos del pollo y pidan el deseo recuérdenme, escríbanle al viejito pascuero, no sé… deséenme suerte.

<3 para todos

el miércoles en clases me dibujé un corazón en la muñeca
todavía no se borra del todo
a veces pienso que si termináramos
y nos volviéramos a encontrar
en 20, o 30 años más
nos abrazaríamos, y nos besaríamos
antes de ni siquiera decirnos hola 

ayer dormía acompañada
hoy día duermo sola 

intothewave:

Antes que todo debo decir que este texto NO LO REDACTE YO, pero tiene un punto de vista que es valido rescatar, fue de mi agrado leerlo y, si bien no estuve en ese preciso instante, me llego como si hubiera estado realmente.

El verbo no es marchar

La noche todavía no es noche: el cielo…

como una ampolleta, un televisor, o un computador. no puede ponerse en reposo, no se puede apretar ‘pausa’, no se va a comerciales. simplemente empieza, y un día, se acaba.

y yo no sé si esa es su gracia, o su desgracia.

no somos únicos, no somos originales. no somos nada más que resultados de una búsqueda en google, de esas que se omiten por ser muy similares. no escuchamos música nueva, escuchamos remixes de canciones antiguas, y covers de un cover de un cover de una canción que algún día estremeció a alguien por primera vez.

no somos artistas, sólo tenemos cuentas en internet donde regurgitamos las palabras de otros, los dibujos de otros, y las ideas de otros. todo lo que hacemos ya está hecho, todo lo que pensamos, alguien lo pensó. no somos artistas, nos creemos artistas y ni siquiera somos nada, porque todo lo que valía la pena ser, ya alguien lo fue.

no somos artistas, no somos vanguardia, somos la cola que un perro ya viejo no alcanza a menear. somos la copia, de una copia, de una copia, como dijo el otro día un amigo y quizás cuántos cientos más antes que él.

hablarsolo:

Algunas personas lo llaman “the blues”, relacionando ese estado de tristeza latente que tanto inspira, y tanto destruye, con el color azul. Pero para mí no es azul, es gris. Un fino y traslúcido velo gris que se interpone entre mis ojos y lo que ven. Una capa que no me permite ver bien, o verlo todo.

No estoy deprimida, tampoco vivo en un estado de felicidad constante. Tengo mis momentos felices, como todos. Sin embargo incluso en aquellos momentos felices que disfruto tan intensamente, puedo sentir la presencia de la tristeza, esperando, mirando desde la esquina, lista para abalanzarse sobre mí. Y es difícil, porque pienso que si estuviera deprimida, si realmente mi problema fuera diagnosticado certeramente, podría tomarme las pastillas, ir a la terapia, o internarme en un sanatorio si la gravedad de mi estado lo ameritara. Y me curaría, mi tristeza llegaría a un punto en el cual no existiría más remedio que enfrentarla, y lidiar con ella. Pero no estoy deprimida. Tampoco soy feliz. Ni negro, ni blanco. Gris.

Read More

Theme